BIENVENIDOS

BIENVENIDOS
Gracias por su visita

sábado, 16 de julio de 2016

Te quiero sin mirar atrás, Benedetti

jueves, 3 de diciembre de 2015

La fuente

Rubén Darío

Joven, te ofrezco el don de esta copa de plata
para que un día puedas calmar la sed ardiente,
la sed que con su fuego más que la muerte mata.
Mas debes abrevarte tan solo en una sola fuente

otra agua que la suya tendrá que serte ingrata;
busca su oculto origen en la gruta viviente
desde la interna música de su cristal desata,
junto al árbol que llora y la roca que siente.

Guíete el misterioso eco de su murmullo;
asciende por los riscos ásperos del orgullo;
baja por la constancia y desciende al abismo

cuya entrada sombría guardan siete panteras:
son los Siete Pecados, las siete bestias fieras.
Llena la copa y bebe: la fuente está en ti mismo.

martes, 1 de diciembre de 2015

De Roberto Carlos

Tengo a veces deseos de ser nuevamente un chiquillo;
y en la hora que estoy afligido volverte a oír.
De pedir que me abraces y lleves de vuelta a casa.
Que me cuentes un cuento bonito y me hagas dormir.

Muchas veces quisiera oírte hablando sonriendo:
“Aprovecha tu tiempo, tú eres aún un chiquillo”.
A pesar la distancia y el tiempo no puedo olvidar,
tantas cosas que a veces de ti necesito escuchar.

Tantas veces me siento perdido durante la noche;
con problemas y angustias que son de la gente mayor.
Con la mano apretando mi hombro seguro dirías:
“Ya verás que mañana las cosas te salen mejor”.

Cuando era un niño y podía llorar en tus brazos;
y oír tanta cosa bonita en mi aflicción.
En momentos alegres sentado a tu lado reía;
y en mis horas difíciles dabas tu corazón.

Tengo a veces deseos de ser nuevamente un chiquillo;
El pequeño que tú todavía aun crees tener.
Cuando a veces te abrazo y te beso en silencio entendido,
tú me dices aquello que yo necesito saber.

La amistad es amor

Pedro Prado
(chileno)
La amistad es amor en serenos estados;
los amigos se hablan, cuando están callados.
Si el silencio interrumpe, el amigo responde
mi propio pensamiento, que también él esconde.

Si él comienza, prosigo el curso de su idea;
ninguno de nosotros la formula ni crea.
Sentimos que hay un algo superior que nos guía,
y logra la unidad de nuestra compañía.

Y nos vemos llevados a pensar con hondura,
y lograr certidumbre en la vida insegura;
y sabemos que encima de nuestras apariencias,
se adivina un saber, más allá de las ciencias
y por eso yo busco el tener a mi lado
el amigo que entiende cuando digo callado.